Etiquetas

, , ,

Es en la década de los años 20 cuando el auge de la pesca del bacalao posibilita que una serie de armadores donostiarras funden en 1926 la PYSBE (Pesquerías y Secaderos de Bacalao de España), a la sazón la más importante empresa del sector del bacalao en todo el estado español.[1] Esto a su vez propicia una demanda de mano de obra en consonancia a la categoría que iba adquiriendo el puerto de Pasaia y la industria que medraba de forma directa o indirecta a su sombra; y que la población local no podía cubrir.

Los requisitos eran simples: Estar cualificado para el puesto y aceptar unas condiciones laborales con jornadas interminables por un sueldo miserable. En las rías gallegas, donde las condiciones laborales rozaban en muchos casos la servidumbre y la tasa de paro era muy elevada; encontraron a la mano de obra que estaban buscando. A partir de entonces el éxodo de pescadores gallegos a Pasaia dio lugar al nacimiento de una colonia permanente en el conocido barrio de Trintxerpe.

 

Con el advenimiento de la República en 1931 llega también una mayor concienciación social y de reivindicaciones conducentes a la mejora de las condiciones laborales en las que se veía inmerso el proletariado en todo el estado. Pasaia no vivió ajena a las convulsiones sociales que afectaban a la incipiente República. Un buen ejemplo lo constituye la trágica manifestación del 27 de mayo de 1931 que terminó con el saldo de 7 manifestantes muertos y más de una docena heridos ante el Reloj de Ategorrieta.[2]

Imagen de Pasai-San Pedro (1900-20). Fotografía tomada de http://www.euskonews.com/0624zbk/arg62401es.html

Imagen de Pasai-San Pedro (1900-20). Fotografía tomada de http://www.euskonews.com/0624zbk/arg62401es.html

El suceso traerá graves disensiones en el seno del sindicalismo local, algunos pescadores tienen sospechas de ser manipulados por el PCE[3] y en las asambleas las discusiones entre anarquistas y socialistas son cada vez más agrias. Finalmente un grupo de pescadores de Avance Marino destituyen como secretario a Juan Astigarrabía y se pasan a la CNT. A partir de entonces el sindicato irá creciendo en importancia y en número de afiliados[4] canalizando desde el barrio de Trintxerpe el creciente descontento de los trabajadores del mar. El sindicato publicará un periódico, también denominado “Avance Marino”, que realizará las labores de portavoz del mismo y donde se incluyen algunos artículos en gallego.

En mayo de 1936 los trabajadores del mar del puerto de Pasaia inician una huelga que se enquistará ante la negativa de la patronal a ceder ni un ápice en las demandas de sus asalariados y la negativa de éstos a reincorporarse a sus puestos de trabajo.

Por aquel entonces, solicitaban los marineros 375 pts. al mes, con una gratificación

de 50 pts. para los que iban a los caladeros más lejanos, en razón de la subida de un 3% en los precios de las subsistencias; Bolsín de Trabajo establecido y controlado por los sindicatos, para terminar con los favoritismos y la especulación con el empleo; incremento de las tripulaciones de los bous y de las parejas, para reducir las jornadas laborales que estaban entre las 15 y las 18 horas; cumplimiento efectivo de los descansos; un mes de vacaciones pagadas; mejora de las condiciones sanitarias,

de seguridad y de habitabilidad de los barcos…[5]

La huelga se mantiene todavía activa a mediados de julio cuando las guarniciones africanas se sublevan contra el gobierno. El día 18 de julio Miguel González Inestal, secretario del sindicato trintxerpetarra, acude al Gobierno civil a reunirse con el gobernador Jesús Artola Goicoechea con el que está negociando el fin de la huelga; la entrevista es interrumpida por el coronel León Carrasco, a la sazón jefe militar de la provincia. El coronel asegura que su lealtad y la de sus hombres están con el gobierno constituido en las urnas. Una vez el coronel abandona el despacho de Artola, Inestal telefonea a la sede del sindicato Avance Marino la consigna es que se preparen para lo que pueda suceder. [6]

[1] Pereira, Dionisio. El Trintxerpe Republicano: Génesis de la Denominada “Quinta Provincia Gallega”. Revista de Estudios Marítimos del País Vasco, nº5, pp. 737-743. Donosita, 2006.

[2] Portugal Arteaga, Xavier. Pasaia 1931-1939. La Memoria de los Vencidos. Pasaia, 2007.

[3] Ibidem.

[4] A inicios de la sublevación el sindicato Avance Marino contaba con alrededor de “dos mil y pico afiliados” en su mayoría pescadores gallegos. Iparragirre, Pilar. Félix Likiniano. Miliciano de la Libertad. Tafalla, 1994.

[5] Pereira, Dionisio. El Trintxerpe Republicano: Génesis de la Denominada “Quinta Provincia Gallega”. Revista de Estudios Marítimos del País Vasco, nº5, pp. 737-743. Donostia, 2006.

[6] Fraser, Ronald. Recuérdalo tú y recuérdalo a Otros. Historia oral de la guerra civil española. Tomo I y II, Barcelona, 1979.

Sergio Balchada

Anuncios