De como o Arcebispo Alonso II de Fonseca Perdeu o seu Pendón.

Etiquetas

, , ,

O século XV é unha época convulsa e sanguenta para a coñecida como Terra de Santiago. A pugna entre o arcebispado e a Casa dos Moscoso xa se delonga por demasiado tempo. De tódolos xeitos non é un caso illado nesta centuria en Galicia. As guerras privadas entre señores son cotiás.

As consecuencias da fonda crise do século XIV aínda se deixa sentir nos señoríos galegos. As rendas obtidas de xeito máis ou menos lícito non son abondo para manter á Casa polo que a nobreza bota man de opcións violentas para mitigar o problema. Cabalgadas por territorio alleo, saqueos, escaramuzas,…. O levantamento irmandiño de 1467-1469 tamén ven aportar o seu gran de area a situación na que se atopa a nobreza. Vasco de Aponte faise eco deste feito:

…por caso de la gran hermandad que havía poco que pasara, y los señores fidalgos de Galiçia estaban pobres (Aponte, 1986).

Sigue leyendo

El Centinela

Etiquetas

, , ,

Servicio de Centinele (sic)

El servicio de seguridad de un campamento corre a cargo de los puestos de vigilancia.
Miliciano. El servicio de vijilancia (sic) lleva consigo una gran responsabilidad. Mientras los demás duermen, el centinela vela para evitar el ataque que basa su éxito en la sorpresa o para evitar que el enemigo silenciosamente rebase la posición (…). Vela con los ojos y con el oído, mas con este, que con los ojos. Atienda a todos los ruidos y procura descifrarlos, examina todas las masas que tiene ante su vista y procura reconocerlas. Esta es la habilidad del buen centinela (EAH, P.S. Bilbao, 116/12, L2).

En sus manos está depositada la salvaguarda de sus compañeros de armas. Un puesto, el de centinela, para nada popular entre los soldados y que en muchas ocasiones es instrumento de castigo de indisciplinas. Aunque existe una figura de entre los centinelas que para nada es envidiada por sus colegas: el escucha. El escucha permanece oculto por delante de los parapetos para advertir de la llegada de un posible ataque enemigo. Ángel Durana sabe muy bien como se siente uno en la absoluta soledad y con el miedo clavado en las tripas por lo que pueda pasar.

Sigue leyendo

La Caza de la Encebra en la Edad Media Peninsular

Etiquetas

, , ,

La práctica cinegética es una expresión de distinción entre la nobleza. Un ejercicio lúdico que les permite adiestrarse en algunas de las artes que van a necesitar para la guerra: la destreza sobre una montura, el valor, la astucia y la resistencia física (Del Pino, 1996). Su puesta en práctica ofrece también para los jóvenes una eficaz herramienta para su educación.

Para reyes y nobles en general son habituales las monterías y aprovechan cualquier tipo de festejo para disfrutar de una jornada de caza. Osos, jabalís, cérvidos son el objetivo fundamental de estas monterías. El oso,dada la peligrosidad de su caza, se convierte en la pieza estrella de los cazadores.

En la península Ibérica durante la Edad Media existe una especie también muy preciada hoy en día ya extinta: a manera de yeguas cenizosas, de color de pelo de rata, un poco mohinas, que relinchaban como yeguas y corrían más que el mejor caballo y las nombran encebras ( La Relación de Chinchilla (1576) en Sánchez, 2015). A esta descripción hay que añadir que las encebras poseen marcas acebradas en las patas.
Quizás por su tamaño mayor que el del asno, por su aspecto tosco y desaliñado, y por su raya de mulo, el cebro es llamado mulo salvaje, entre otras obras, en el fuero aragonés del siglo XIII, que refiere el aprovechamiento de su carne y su cuero (Pascual, 2017).

Sigue leyendo

Tierra de Nadie

Etiquetas

, , ,

En el verano de 1936 el pueblo de Tertanga (Araba) tuvo la poca fortuna de quedarse en el medio. En tierra de nadie. A escasos kilómetros la ciudad de Orduña (Bizkaia) ha quedado en poder de las fuerzas leales a la República. Arriba en la peña de Orduña los requetés de Valdegovía controlan las alturas y en consecuencia la carretera del mismo puerto de montaña.Y ahí, en la frontera entre las dos Españas está Tertanga.

Este hecho supone que la población sirva de trampolín para el ataque que sobre Orduña realizan las tropas sublevadas el 4 de agosto de 1936. El plan trazado es el siguiente: mientras tropas provenientes de Vitoria atacan Orduña desde Unzá a través del puerto de La Barrerilla; las milicias de Valdegobía hacen lo propio desde el otro extremo, desde Tertanga (Aguirregabiria-Tabernilla, 2008). Las milicias citadas están formadas por 110 requetés al mando de los alféreces García Solís y Calvo, 15 guardias civiles bajo el mando del alférez Amurrio y una pieza anticarro (Aguirregabiria-Tabernilla, 2008).

Sigue leyendo

La Batalla de Aríñez

Etiquetas

, , , ,

El rey don Pedro ha logrado escurrirse contra todo pronóstico. Y a pesar de que Enrique de Trastámara es coronado rey en Burgos, él y sus partidarios saben que no podrán conciliar el sueño tranquilos. El otro rey de Castilla se encuentra negociando en Gascuña con el afamado Eduardo de Woodstock, príncipe de Gales que ha pasado a la historia con el sobrenombre de el Príncipe Negro.

Las negociaciones llegan a buen puerto. A cambio de algunas concesiones territoriales (Bizkaia y Castro Urdiales), exenciones fiscales a mercaderes ingleses y una generosa suma de medio millar de florines el Príncipe Negro pone en marcha un poderoso ejército para devolver a don Pedro al trono. Aunque no solo ambiciona tierras y riquezas. Uno de los objetivos principales de Eduardo de Gales es sentar en el trono a don Pedro para contar con la poderosa armada castellana, muy superior por entonces a la francesa y a la inglesa. Inglaterra quiere así inclinar la balanza de la Guerra de los Cien Años en su favor. Puesto que Enrique es aliado del rey de Francia y este hecho vulnera los intereses del Príncipe Negro.

Sigue leyendo

El Párroco de Cea y La Bandera Legionaria Gallega de Falange.

Etiquetas

, , , ,

La Bandera Legionaria Gallega de Falange Española nace en A Coruña de la mano del comandante del Estado Mayor Juan Barja Quiroga retirado del servicio a merced de la conocida como Ley Azaña. Esta ley pretende reformar el Ejército con la idea de democratizarlo y a la vez modernizarlo. Uno de los puntos que trata estriba en la reducción de oficiales. El español es por entonces un Ejército sobrecargado de oficialidad; y para ello se ofrecen “jubilaciones” voluntarias del servicio disfrutando del sueldo íntegro.

Juan Barja Quiroga es un hombre de hondas convicciones monárquicas y católicas. Algunas de estas ideas las plasma en artículos con los que colabora en la revista Acción Española de marcado acento conservador. Por eso en cuanto los sublevados se echan a las calles en julio de 1936 y controlan la ciudad herculina, no duda en ofrecer sus servicios a las nuevas autoridades militares.

Sigue leyendo

La Vanidad de la Caballería

Stefano Malatesta

Gatopardo ediciones, 2019.

La vanidad, apunta Stefano Malatesta, ha sido siempre prerrogativa de la caballería y de los hombres de uniforme. A ella se deben las más heroicas hazañas, pero también la muerte de miles de soldados, convertidos en carne de cañón por generales obsesionados con la gloria militar.

Un libro colmado de anécdotas militares acerca de la caballería y de sus vanidades, de las batallas más famosas luchadas a caballo y de sus jinetes más presumidos y extravagantes: lord Cardigan y la temeraria carga de la Brigada Ligera en Balaclava, el duque de Aosta y sus hiperbólicos sombreros, los pintorescos ardides ideados para disimular la torpeza de Mussolini a las riendas, la furia destructora de Gengis Kan y sus mongoles, las andanzas no siempre caballerosas de los caballeros cristianos, el prusiano Von Seydlitz dando una última calada a su pipa antes de lanzarse al ataque. Con un lenguaje exquisito y una gran habilidad para saltar de la anécdota al análisis histórico y la crónica de viaje, Malatesta ha escrito una petite histoire que se lee como la más emocionante novela de aventuras.

«Ante la disyuntiva de parecer más atractivos o ir más cómodos, el cuerpo de caballería siempre ha preferido la primera opción, incluso a costa de algún sacrificio.»

Una vaquería romana en Elexazar (Amurrio, Araba)

Etiquetas

, , ,

Este verano se llevó a cabo la novena campaña arqueológica en Elexazar (Amurrio) de mano del arqueólogo Juanjo Hidalgo. Un enclave que arroja luz y pone su granito de arena para desmitificar la tesis que hasta el momento aseguraba la ausencia de romanos y de romanización en territorio vasco.

Vista de Elexazar

Sigue leyendo

A Cova da Coruja e outras lendas medievais galegas

Etiquetas

, , , ,

A Real Academia Galega define como lenda o relato tradicional de feitos fantásticos, que poden ter un fondo histórico pero que foi deformado e esaxerado co paso dos anos. E as terrasgalegas non andan precisamente escasas delas. Nalgunhas albíscase quizais unha orixe real ou histórica, noutros casos son as fabulacións dalgunhas mentes que tentan explicar dalgún xeito o funcionamento do mundo que habitan. Fermosas doncelas, milagres, amores imposibles e tráxica morte. A continuación imos recoller un feixe de lendas que teñen a súa orixe durante os anos da Idade Media. Unhas coñecidas arreo e outras non tanto.

Da Cova da Coruja fálanos nunha pasaxe Vasco de Aponte na súa coñecida obra Relación de algunas casas y linajes del reino de Galicia. Álvaro Perez de Moscoso (ou de Montaos), cabeza dunha das liñaxes máis importantes da Galiza do século XV, para sorpresa dos seus ten en alta estima os consellos que un misterioso freire verte nos seus oídos. Segundo Aponte era tamén un gran nigromante. Fose o que fose este freire consegue convencer ao nobre para que penetre na coñecida cova da Coruja, no seu interior agárdalle un fabuloso tesouro.

Sigue leyendo

¡Cago en diez, paella!

Etiquetas

, , ,

Mateo Balbuena oye una alocución por la radio solicitando voluntarios para formar una columna que acuda a reforzar a las milicias que combaten a los sublevados en las calles donostiarras. No se lo piensa dos veces y comunica su decisión a la dirección local de Barakaldo del Partido Comunista.

Como secretario de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) es uno de los asistentes a las reuniones un tanto precipitadas debido a las noticias contradictorias que van llegando sobre la rebelión contra la República:
pues nos reunimos la directiva y acordamos formar grupos (…) no armados si no en un punto de vigilancia. La dirección me encarga a mi como secretario que organice. Y yo organizo grupos de 10 hombres. A estos 10 hombres les decía: “Bueno a ver, nombrad uno de los que tenga la responsabilidad de yo conocerle y tener relación conmigo. Lo que haya, las directivas que tengamos que dar pues que las recibe él.
Y por parte mía como hacían los demás, (…) yo hacía muy poco que había llegado allí, en febrero. Yo llegué allí nada más, conocía muy poco (Mateo Balbuena, 2010).

En febrero se había trasladado desde Gijón, donde había llegado desde su pueblo natal VillaMartín de Don Sancho (León), a tierras vizcaínas. Entre las funciones de estos grupos está la de proveerse de armas. Para ello requisan, no sin sobresaltos, algunas fábricas donde se hacen con escaso botín.

Sigue leyendo